Etiqueta: Diabetes

La historia y las consecuencias de la “hipótesis de la higiene”

Limpiar la casa constantemente, lavar los platos a máquina o huir de la tierra del campo puede aumentar las alergias y el desarrollo de enfermedades autoinmunes. Es la llamada hipótesis de la (excesiva) higiene.

¿Azúcar o sacarina? Datos y dudas

El azúcar lleva cuatro calorías por gramo y los edulcorantes artificiales ninguna. Pero investigaciones recientes apuntan a que quizás, al pedir la bebida con sacarina, le está usted haciendo un flaco favor a su dieta, al microbioma (conjunto de microorganismos) y, de paso, alimentando sus posibilidades de desarrollar obesidad y diabetes. Eso sí: estos estudios, por el momento, son aún contradictorios.

Café, té o refresco con cafeína. ¿Qué es peor (y mejor)?

A dosis moderadas, ¿es realmente perjudicial la cafeína? ¿Tiene beneficios? ¿Cómo actúa? ¿Influye si procede del café, del té, de refrescos o de bebidas energéticas? Muchas preguntas para las que empiezan a aparecer algunas respuestas.

Irisina: un mensajero del ejercicio

Los múltiples beneficios que aporta el ejercicio apenas generan ya ninguna duda. Pero la forma en que nuestro cuerpo traduce en ventajas el movimiento es todavía bastante desconocida. Ahora, científicos de Harvard, en Boston, han identificado uno de esos mensajeros y lo han bautizado con el mitológico nombre de irisina, en honor a Iris, la mensajera de los dioses griegos.

La grasa que adelgaza es marrón (y le gusta el frío)

Si todo tiene su contrario, la grasa no iba a ser menos. Sólo que, en este caso, su contrario parece llevar su mismo nombre. En general, las células de la grasa considerada normal – de un color blanquecino – funcionan como un depósito al que se acude cuando más energía se necesita, como durante un ejercicio continuado. Las de la grasa parda (o marrón) son, sin embargo, un tipo muy peculiar. No producen energía para que el cuerpo la use, sino calor.

Vacunas para todos los gustos (cáncer, alzhéimer, infartos, obesidad o drogas)

Numerosas investigaciones buscan dar un giro que podríamos considerar en cierto modo radical. Lo que buscan es diseñar vacunas que nada o poco tienen que ver con las hasta ahora conocidas: vacunas que no se dirigen contra virus o bacterias, sino que lucharán contra el cáncer, el alzhéimer, el tabaco o los infartos.