Etiqueta: Autismo

B·Debate Pediatría/ Reconectando el cerebro que crece

Los días 26 y 27 de noviembre de 2015, algunos de los mejores expertos internacionales en enfermedades neuropediátricas se reunieron en B·Debate para discutir los últimos avances y retos planteados. Con esta Sinopsis te exponemos las principales conclusiones.

B·Debate / El microbioma: de último órgano a nueva frontera

En cada ser humano habitan unos 100 billones de bacterias, de unos 10.000 tipos diferentes, que suman una media de 2 kilogramos de peso. Y si en el pasado se soñaba con vivir libres de microorganismos, hoy se sabe lo equivocada que era tal aspiración.

“Los fármacos psicobióticos ya no son ciencia ficción”

No ha cumplido treinta años y ya tiene su propio laboratorio en el Instituto de Tecnología de California. Elaine Hsiao estudia cómo las bacterias del intestino interaccionan con el cerebro y qué papel desempeñan en el desarrollo del autismo.

La misteriosa ciencia de los bostezos (y de su contagio)

La explicación última de por qué bostezamos sigue mostrándose resbaladiza. ¿Qué sabemos sobre la función del bostezo? ¿Y por qué se contagia? La mera intuición lleva a pensar que debe tener alguna utilidad: si la evolución lo ha conservado durante tantos miles de años cabe sospechar que no sea algo accidental, casualmente perpetuado generación tras generación. Estas son las teorías que han dominado los últimos años, sobre su función en el cuerpo y sobre su contagio.

Si te doy la mano, ¿ganaremos… el Mundial? La importancia del contacto físico

El contacto físico es la primera forma de comunicación que aprendemos. Además, libera oxitocina, una hormona de importantes y variadas funciones. Y parece estar detrás de la mejora en los síntomas de personas autistas, en el éxito de algunas parejas… y en el de algunos equipos y selecciones.

El cuerpo humano es un ecosistema

El proyecto Genoma Humano secuenció la información genética contenida en el 10% de las células que forman el cuerpo humano. El 90 % restante no son células humanas sino un auténtico ecosistema de, más o menos, 100 billones de bacterias que habitan pacíficamente en el interior del intestino. Su estudio está cambiando el tratamiento de las patologías gastrointestinales, las dolencias cardiovasculares e incluso trastornos como el autismo.